Policía Nacional se prepara para enfrentar a integrantes del PCC

323

La Policía Nacional de Alto Paraná recibió ayer dos potentes ametralladoras para prepararse ante la supuesta presencia de soldados del Primeiro Comando da Capital (PCC) en la zona. El comisario Fidel Godoy advirtió que no faltarán municiones a los agentes para enfrentarse a la banda criminal. En Argentina, las fuerzas públicas también están en alerta.

La ametralladora puede disparar 600 tiros por minuto. Fue usada por soldados estadounidenses en la guerra de Vietnam.
La ametralladora puede disparar 600 tiros por minuto. Fue usada por soldados estadounidenses en la guerra de Vietnam.

En la mañana de la víspera, el comisario Enrique Isasi, director del Apoyo Táctico de la Policía, entregó dos ametralladoras MK 43 calibre 7.62 -arma de procedencia americana capaz de efectuar 600 tiros por minuto- a los uniformados en la sede de la Jefatura de Policía de Ciudad del Este.
El comisario Isasi dijo que agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de Ciudad del Este fueron adiestrados en las instalaciones de la Fuerza de Operaciones Policiales Especiales (FOPE) de Asunción para manipular la ametralladora MK 43.
La alta cúpula policial decidió reforzar en armamentos a los agentes de la Policía de Alto Paraná, tras recibir informaciones de la Policía Federal de Brasil sobre la probable presencia de integrantes del PCC que estarían organizando otro gran golpe en el departamento.
Los datos de inteligencia fueron retransmitidos a las autoridades paraguayas el fin de semana pasado y el martes último llegaron 100 uniformados tácticos y técnicos para reforzar la seguridad en Alto Paraná. Igualmente, la Comandancia envió vehículos blindados para fortalecer la logística policial en Ciudad del Este y se espera la venida de un helicóptero para el apoyo aéreo de los operativos.
Las autoridades policiales esta vez tomaron con más seriedad las informaciones sobre la incursión de soldados del PCC en la zona. Antes del golpe a Prosegur, registrado el 24 de abril pasado, la Policía Nacional ya manejaba datos sobre la presencia de miembos del grupo criminal en Alto Paraná, incluso se sospechaba que los delincuentes pretendían sitiar Santa Rita. Sin embargo, no se tomaron las precauciones necesarias.
El histórico atraco a Prosegur evidenció la vulnerabilidad del sistema de seguridad en Ciudad del Este, además de la carencia de los agentes policiales en materia de proyectiles. En ese sentido, el comisario Godoy, jefe de la Policía del Alto Paraná, sostuvo que ahora ya no le faltarán municiones a los uniformados ante un eventual enfrentamiento con soldados del PCC.

Fuente:Diario Vanguardia