El artesano Antonio Alsina Arias falleció el pasado 10 de mayo, a la edad de 83 años. El artista asunceno, también llamado el mágico artesano o mano de acero, fue reconocido principalmente por moldear el hierro para crear rústicos y exóticos faroles instalados en varios puntos de la ciudad de Asunción, entre ellos, los que adornan sectores del Palacio de López, Plaza Uruguaya y calle Palma.

En los años 60 fue el responsable de crear exuberantes carrozas para las comparsas del carnaval capitalino, para los clubes Olimpia, Cerro y Sol de América.

 

El trabajo con el hierro lo aprendió siendo niño, gracias a su padre, Gabriel Alsina, quien le enseñó a moldear faroles. Y fue en la época del Gral. Higinio Morínigo (1897-1983) que le cupo decorar el Palacio de Gobierno. “Despedimos a un gran artesano, recordando que donde haya un farol iluminando una calle asuncena, este ha sido una creación suya, hecha con amor y paciencia”, señala Félix Manuel Argüello, sobrino del artista.

Furnte: ultimahora.com.py